Los mejores juegos de mundo abierto

¿Cuáles son los lanzamientos que han logrado llegar a lo más alto?

Los juegos de mundo abierto han sido siempre una asignatura difícil de abordar para los desarrolladores. Plasmar entornos gigantescos y repletos de opciones por hacer es algo que supone carga y reduce las posibilidades de mostrar unos gráficos de infarto, es algo que puede diluir la narrativa y poner en peligro el atractivo de la historia e, incluso, es algo que puede saturar al jugador con el exceso de misiones y tareas por hacer.

Los mejores juegos de mundo abierto

Como decíamos, es un terreno muy complicado; pero eso no implica que dentro del género puedan aparecer auténticas obras maestras. Varios de los juegos más importantes de la historia han aparecido precisamente en este grupo de títulos que abogan por los mundos enormes y repletos de actividades, dejando una huella imposible de borrar en los jugadores.

La inmensa mayoría de grandes compañías han experimentado con ellos. De hecho, esto ha provocado que veamos algunos títulos de renombre en el género en plataformas tanto de Microsoft, como de Sony y de Nintendo. No hay sistema en el que no haya un buen juego de mundo abierto; pero aquí no vamos a hablar de buenos, sino de los mejores.

¿Con curiosidad por conocer cuáles han logrado despuntar tanto en una materia tan complicada? Pues mucha atención a los nombres que vamos a listar, porque todos y cada uno de ellos son joyas que todo el mundo debe jugar al menos una vez en la vida. Muchos no solo han conseguido enamorar al público, sino que también han sido capaces de reinventar un género que parecía sin posibilidades y asentar unas bases imposible de pasar por alto de cara al futuro.

Red Dead Redemption II - PS4/Xbox One

El ocaso del Salvaje Oeste se ha convertido en la producción más ambiciosa de la historia de Rockstar Games, en la más controvertida y en la más satisfactoria de todas. Puede que la sombra del “crunch” y las acusaciones de los desarrolladores hayan traído cola antes del lanzamiento del juego; pero, una vez en las tiendas, ha demostrado que el estudio sigue sabiendo muy bien cómo traer mundos abiertos y realistas.

Sumergirte en Estados Unidos como parte de la banda de forajidos de Dutch Van der Linde, conocer a fondo ese campamento repleto de vida y, sobre todo, moverte por la vasta extensión de naturaleza que el juego pone frente a ti es una experiencia que merece ser vivida a los mandos. Tienes total libertad para hacer prácticamente lo que desees, desde ir a cazar hasta asaltar a transeúntes, cortarte el pelo, jugar al póker, cocinar o simplemente cabalgar por las extensas llanuras estadounidenses. Todo, además, con los gráficos más punteros de la generación de PlayStation 4, Xbox One y Switch. Red Dead Redemption 2 es, simplemente, impresionante.

Spider-Man - PS4

Hacía años que el género de los superhéroes no lograba reconciliarse con los videojuegos, pero nuestro amigo y vecino ha tenido que llegar de la mano de Insomniac Games para demostrar de lo que es capaz. El famoso héroe arácnido de Marvel ha traído a PS4 un título exclusivo de mundo abierto que se ha convertido en un indispensable si te gustan las películas de superhéroes y en necesario si te gustan la libertad y la acción en los videojuegos.

Balancearte a base de telarañas entre los rascacielos de Nueva York genera una sensación de fluidez que demuestra el durísimo trabajo del estudio por conseguir esta versatilidad. Los combates son muy ágiles, rápidos y dinámicos. Spidey es tan mordaz como siempre y, además, la cantidad de villanos que aparecen y trajes para el protagonista hacen las delicias de los fans del personaje. Spider-Man es una de las mejores obras de 2018 y de toda la trayectoria de la industria.

The Legend of Zelda: Breath of the Wild - Switch/Wii U

Aclamado por crítica y por jugadores, Zelda: Breath of the Wild ha sido la primera incursión de la saga The Legend of Zelda en los mundos abiertos, y Nintendo no ha hecho con ella más que demostrar por qué han sido siempre los más pioneros en la industria del videojuego. Es un juego enorme, repleto de cosas por hacer; pero, sobre todo, orgánico.

Ir de paseo sobre tu caballo, talar un árbol para lanzárselo a tus enemigos, trepar las colinas más elevadas para lanzarte desde ellas planeando. Tienes total libertad de desplazamiento, aderezada con una naturalidad y jugabilidad que ningún juego ha conseguido hasta la fecha. Las tormentas, la electricidad es conducida por el metal. Todo está conectado y todo permite que cada jugador disfrute de esta experiencia a su manera; pero también que cada jugador siempre quede asombrado por todo lo que se puede hacer.

Assassin’s Creed: Odyssey - PS4/Xbox One/PC

La refinación de la saga Assassin’s Creed lleva a los usuarios a la Grecia Clásica para meterse en la piel de un o una mysthios (mercenario griego). Esta vez, Ubisoft ha querido dar protagonismo por igual a un hombre o a una mujer, dando a elegir entre Alexios o Kassandra para desarrollar toda la historia.

La labor de recreación es bestial, permitiendo al que está a los mandos sumergirse de lleno en las viejas polis griegas, conocer a los personajes más icónicos de la época, como Sócrates, Hipócrates, Demóstenes y otros tantos. Una gran cantidad de misiones por realizar, de animales por cazar y de combates por librar con un sistema mucho más pulido y dinámico. Hay mucho por hacer en esta Grecia virtual, pero nunca te vas a cansar de ello, incluso si se trata de ir en tu barco para abordar a tus enemigos en el Mar Egeo.

Kingdom Come: Deliverance - PS4/Xbox One/PC

La épica medieval siempre ha estado ligada a la fantasía, pero Kingdom Come: Deliverance, aunque mantiene un poco de esta, se ha arriesgado apostando más por el realismo. No es un título que se caracterice precisamente por tener toneladas de misiones, pero posee un grado de libertad elevadísimo, que descubres en el primer instante que intentas interactuar con uno de sus muchos personajes.

El mundo de Bohemia encaja, además, con unas mecánicas RPG que funcionan francamente bien. Equipas a tu personaje todo lo que puedes y te lanzas a explorar y combatir para seguir creciendo como guerrero. Precisamente es en la exploración donde más brilla, gracias a la genial recreación de la época en la que se inspira, como también en la libertad que supone el no actuar como un “elegido”, sino ser alguien más.

No Man’s Sky - PS4/PC/Xbox One

A Hello Games le ha costado mucho tiempo y reputación, pero finalmente ha conseguido lo que venía proponiendo desde hace años. El estreno de No Man’s Sky en PlayStation 4 y PC vino marcado por una serie de promesas rotas y unas mecánicas fallidas que enfadaron bastante a los jugadores. Sin embargo, con la llegada de Next y el salto a Xbox One, las cosas no han hecho más que mejorar.

Tienes a tu disposición todo un universo a explorar en tu nave. Cada planeta está generado de forma procedural, siendo una caja de sorpresas constante. Puedes conocer a otros jugadores, explorar en conjunto, combatir contra criaturas alienígenas de todo tipo, saquear a otros o registrar cada dato de interés en esta infinita flora y fauna espacial.

Far Cry 5 - PS4/Xbox One/PC

El Condado de Hope ha sido tomado por una familia de falsos profetas que imponen la ley del más fuerte. Tu misión es acabar con todos ellos para asegurarte de que se haga justicia y se cumpla la ley estadounidense; pero sabes ya desde el primer momento que las cosas no van a ser nada fáciles.

Far Cry 5 es la prueba de que Ubisoft es capaz de hacer juegos tan serios como disparatados. Esta región ficticia de Montana es inmensa, con unos paisajes de infarto y una fauna totalmente viva; pero también está repleta de acontecimientos y misiones de lo más surrealista. Aviones, barcos, coches, motos y todo tipo de vehículos están a tu disposición junto a un arsenal repleto de armas distintas. Sus tiroteos son frenéticos, su historia tiene una potentísima crítica a los cultos religiosos y el conjunto es, sencillamente, de lo mejor que vas a encontrar.

Assassin’s Creed: Origins

Antes de llevarnos a Grecia, Ubisoft quiso que experimentáramos la vida del Antiguo Egipto. Así, Assassin’s Creed: Origins se aleja de todo lo relacionado con el gremio de los asesinos para meternos en la piel de Bayek de Siwa, un medjay que lo deja todo tras perder a lo que más quiere.

Esta entrega supuso un enorme salto con respecto a todo lo visto antes, y también plantó la semilla de Odyssey. Su mundo es tan grande como absorbente, aunque gran parte de la culpa la tiene la genial recreación de la cultura egipcia en sus últimos años. El misticismo de las pirámides, de los ritos de la época y de los paisajes desérticos es sensacional, aunque el sistema de combate y lo divertido y rápido que es no se queda atrás. Si te gusta Odyssey, este te encantará; y viceversa.