Play Awards

Locos por los videojuegos

La popularidad de PlayStation VR sorprende incluso a la empresa

Hay muchas personas que todavía son escépticas a la realidad virtual, y aunque todavía no hay muchos juegos para PlayStation VR, es una tecnología que algunos han definido como lo mejor que ha sucedido en años para jugar y entretenerse, después de la PlayStation y los cascos para PS4.

Incluso Sony tenía sus dudas sobre como adoptaría el mercado este tipo de tecnología. Así que, a la hora de decidir cuantas unidades fabricar, la prudencia primó y no se fabricaron muchas PlayStation VR.

La popularidad de PlayStation VR sorprende incluso a la empresa

El resultado lo conocemos hoy, Sony fue demasiado prudente y muchas tiendas se han quedado sin stock, especialmente en Japón, desde que salió a la venta en octubre del 2016.

Ya se saben cuantas unidades se han vendido del PlayStation VR, según Sony ha revelado, más de 915.000 consumidores lo han adquirido en sus 4 meses de vida. Algo muy alentador para la empresa, cuyo objetivo era vender 1 millón de unidades en los primeros 6 meses.

Es seguro que ese objetivo se superará, ya que hay mucha gente esperando a que se reponga stock, y además Sony espera empezar a vender a partir de octubre en Sudamerica.

Estas cifras suponen un signo positivo para el futuro de la realidad virtual, que seguramente se consolide como la forma de entretenimiento más popular, y establecen a Sony como el líder en el mercado de la realidad virtual.

Sus principales competidores son las Oculus de Facebook y las Vive de HTC, unas gafas de realidad virtual con una mejor experiencia, pero que requieren una inversión mayor.

Según este artículo del New York Times, se estima que de las Oculus se han vendido 243.000 unidades, y de las HTC Vive unas 420.000 unidades, a finales del año pasado. Esto revela que Sony sigue siendo el líder absoluto del mercado, por ahora.

La actual generación de gafas de realidad virtual ha comenzado a verse el año pasado, con una gran aceptación. La emoción tanto de la industria como los consumidores se ha visto de manifiesto al ver como la realidad virtual ya no es algo que pasa en las películas de ciencia ficción.

Aunque a algunos les parece un precio muy elevado, cualquiera puede tener en su casa un dispositivo de realidad virtual por apenas 399,99 euros (más 59,99 euros de la cámara obligatoria), siempre y cuando se tenga una PlayStation 4. Varios cientos de euros menos que otros dispositivos que también requieren ordenadores potentes. Lo más innovador de la tecnología en el sector del videojuego cuesta lo que nos gastamos en una televisión.

Y esto acaba de comenzar. Ya se está pensando en cómo mejorar las gafas existentes, y seguro que los juegos también tendrán que mejorar, ya que actualmente son muy escasos.